¡Hola perronautas!

Hace unos días que volvimos de nuestras vacaciones y ya lo echamos mucho de menos. Ojala volver a empezar nuestro viaje. Como sabéis, Tinto y yo nos hemos ido a disfrutar de aventuras veraniegas juntos. El sitio elegido para nuestras vacaciones ha sido Granada, concretamente el pueblo de Güéjar Sierra.

Cuando me lancé a buscar mi destino, lo primero que hice fue abrir la Guía Viajando con mi mascota de Pets Travel y Turispain en la que tuve el honor de participar escribiendo un artículo. Os dejo el enlace a la guía por si necesitáis ideas para alguna escapada. En un principio quería ir al norte de España pero no pude cuadrar todo lo que quería y decidí quedarme por el sur. Descubrí el alojamiento Alixar de Güéjar Sierra, me encantó y en base a ello replantee mi viaje.

Os cuento un poco sobre este precioso pueblo. En Wikipedia nos dice que Güejar Sierra está formado por los núcleos de Güéjar Sierra, Canales y Padules. Su término municipal se encuentra al noroeste de Sierra Nevada a 1.100 metros de altitud, muy cerca de la estación de esquí. Alberga las cumbres del pico Veleta y el Mulhacén, techo de la península Ibérica. Gran parte de su término lo ocupan el Parque nacional de Sierra Nevada y el Parque Natural del mismo nombre. También cabe destacar que en Güéjar Sierra nacen los ríos Genil, Guarnón y Real, entre otros.

Para ir en verano por Andalucía a un lugar sin playa tenía que ser alta montaña y con ríos o pantanos cerca y sin duda no pude elegir mejor.

En este mismo municipio se encuentra una bonita piscina natural, perfectamente adaptada para bañarse en las aguas del río Maitena. Por la zona hay rutas de senderismo e incluso un sendero que recorre el río Maitena. Sin duda una de las mejores opciones para bañarse en Sierra Nevada en verano.

Una de las rutas de senderismo que hicimos por la zona fue la del Tranvía de Sierra Nevada. Es una ruta muy sencilla pero preciosa. Tinto disfruto muchísimo y no hacía nada de calor. En invierno tiene que ser una maravilla. Os dejo un enlace de la ruta del tranvía pero la nuestra fue un poco más larga pues salimos desde el alojamiento de Alixar. Desde ahí, llegamos hasta el restaurante Maitena y enganchamos con el camino del tranvía. Una vez que termina este camino, seguimos hacia adelante hasta llegar a Güéjar Sierra y volver al alojamiento.

El Tranvía de Sierra Nevada nunca fue rentable y su fin llegó el 7 de diciembre de 1973.

Otro de los días nos fuimos a conocer el pueblo Pinos Genil, famoso porque está dividido en dos por el río y unido por un precioso puente, lo cual le da al pueblo un encanto especial que lo hacen muy recomendable para darse un paseo. Este mismo día bajamos a Granada capital. Dimos un paseo por los alrededores de la Alhambra. Hay unos jardines en los que se puede ir con perro y es un paseo muy agradable. Empiezan en la cuesta del rey chico. Como todo el mundo visita la parte monumental de la Alhambra y el Generalife, estos jardines estaban vacíos. Apenas nos cruzamos con gente y si vimos varios amigos perrunos.

Terminamos nuestro paseo descansando frente al Pilar de Carlos V, una fuente localizada en el conjunto de la Alhambra, junto a un cubo de la muralla construida en 1545 para defender la puerta de la Justicia.

En el pueblo de Güejar nos llamó la atención de un restaurante atípico para la zona y decidimos parar. Repetimos varias noches pues la comida y el trato fue exquisito. Sulayr.

Y ahora os dejo unas fotos de nuestro alojamiento. Alixar de Güéjar Sierra. Sin duda, repetiremos. El sitio nos encantó. Su ubicación es inmejorable al igual que las personas que lo regentan. Y Tinto disfrutó muchísimo.

Espero que os haya gustad nuestro viaje y nuestras fotos y si tenéis cualquier duda escribidnos

¡Besos y lametones!

Celia