¡Hola perronautas!

Hace algunos días os enseñe por instagram que habíamos recibido un nuevo producto para degustar. Se trata de Squeaky Foods, dieta Barf para mascotas lista para servir. Os voy a hablar un poco de ellos, del pedido que recibimos y como hemos adaptado este alimento en nuestra dieta diaria.

¿Quiénes son y dónde están?

Squeaky Foods es una pequeña empresa que lleva más de un año en el mercado de la alimentación de perros. Actualmente tiene una fábrica donde elaboran sus productos y cuentan con un laboratorio que analiza mensualmente los mismos. En las instalaciones, la temperatura desciende a 0º en la zona de producción y a -20ºC en las cámaras frigoríficas, llegando a -40ºC cuando se recibe mercancía fresca.

Una cosa interesante es que cada día hacen un tipo de menú de comida natural diferente, esto  asegura que no habrá ninguna mezcla de ingredientes de un menú a otro. Luego se limpia todo perfectamente para el siguiente menú.

Squeaky foods se encuentra en la localidad de Masies de Roda (Osona) en la provincia de Barcelona. Tienen varios puntos de venta repartidos por toda España. A nosotros nos enviaron nuestro pedido desde la sede de Almería para asegurarnos que no se pierde la cadena de frío del producto pues este viene congelado en sus propios vehiculos con cámaras frigoríficas y el envío lo hacen en el mismo día que sale del congelador.

¿BARF?

B.A.R.F “Biologically Appropriate Raw Food”

En castellano A.C.B.A: qué quiere decir “Alimentos Crudos Biológicamente Adecuada”. Es decir, que se trata de alimentar a los perros y gatos con alimentos crudos biológicamente adecuados para ellos.

Este tipo de alimentación está compuesto de un 50-70%  de huesos carnosos crudos y carne, es decir los huesos con carne y músculos con más del 50% de carne (por ejemplo, cuello, espalda o alas de pollo) y el 20-40% de frutas y vegetales crudos, huevos, vísceras, en lugar de alimentos comerciales o comidas caseras cocidas con suplementos.  Esta comida debe incluir cosas tales como carne de los músculos, huesos, grasa, vísceras y materiales vegetales, y cualquier otro alimento que sea similar a lo que sus ancestros salvajes consumían.

 Los menús de Squeaky que nosotros hemos probado son:

Menú pollo con verduras y Menú de ternera

 

 

Todos los menús se elaboran sin aditivos ni conservantes o saborizantes y con productos frescos y congelados aptos para consumo humano. Se tritura al mismo tiempo que se mezcla, dándole la textura adecuada sea el perro grande o pequeño.

El producto terminado viene congelado ya que es la única opción de conservar un producto natural casero. Es por esto que no siempre tiene un color igual, depende de la materia prima no del colorante. Se sirven con cajas de 12kg o 6kg cortadas en porciones de 300g, 500g o 1kg dependiendo de cómo lo quiera el cliente. También hay cajitas de 500gr.

Nosotros recibimos una caja de 6kg cortada en porciones de 500 gramos, que para mis dos perros pequeños me vino muy bien. Cuando se lo he dado he tenido para varios días. Lo conservaba en el frigorífico e iba dándole la cantidad que necesitaban.

Os dejo una pequeña guía sobre las cantidades que nos recomiendan desde Squeaky:

La cantidad recomendada es de un 2,5% a un 3% dependiendo de cada perrete (vida activa, vida sedentaria, edad, periodo de cría, salud, etc…)

Adultos:

– Perros pequeños o perros muy activos, debe comer el 3% de su peso corporal actual.

– Perros con actividad normal y un peso equilibrado, debe comer el 2% de su peso corporal actual.

*Nota: “Si tu perro tiene sobrepeso debes hacer cálculos del 2% con el peso ideal, no con el peso que tenga actualmente”.

Os cuento también como he añadido este alimento en nuestra dieta diaria.

Primero quiero deciros que no he cambiado el 100% del alimento que consumen Pepa y Tinto por exclusiva dieta BARF. Mis perretes comen su dosis diaria en 3 raciones al día (sí, he intentado cambiar a dos y ha sido imposible, me piden su toma). Lo que he hecho para probar e introducir Squeaky en nuestra dieta ha sido, lo primero probar alimento crudo de un solo ingrediente y verdura. Le puse pollo crudo y zanahoria durante 5 días, consejo de Nuestro fiel amigo. Una vez que comprobé que les sentaba bien y les gustaba, introduje Squeaky y ahora se le doy 3 o 4 días en semana en una de sus dosis.

  1. Sigo consumiendo otros productos, como su alimento seco de base y latas de comida humeda.
  2. No voy a cambiar su alimentación a 100% BARF pero lo voy a utilizar a la vez que sus otros alimentos. Es decir, se ha convertido en una opción más para que su dieta sea variada y no se cansen de comer siempre lo mismo.
  3. Me ha ENCANTADO conocer esta dieta y descubrir lo maravillosa que es. A partir de ahora somos (semi)barferos.

Resultados durante estas semanas consumiendo barf:

  • Cacas menos pestosas.
  • Nada de estreñimiento o diarrea.
  • Más ganas de comer su comida y menos pedir comida humana.
  • Más energía

Luego también hemos recibido varios complementos:

Huesos de cerdo, rodajas de tráquea de ternera (traquianillas) y tripa verde.

Lo primero que me parece más importante comentar es que mucha gente tiene miedo a darles huesos a sus perros. Es lógico pensar que es peligroso sino estamos informados de como es correcto administrarles huesos. Deben ser crudos y con carne alrededor. Los huesos cocidos se rompen de diferente manera por haber perdido su elasticidad en el proceso de cocción y pueden presentar astillas que sí pueden suponer un riesgo. Los finitos de pollo cocidos si son peligros, los huesos crudos no.

Hay que tener en cuenta el tamaño de nuestro peludete y el hueso que le vamos a dar. Además de estar pendiente de ellos mientras lo consumen y no dárselo entero en un día si son huesos grandes.

Yo le doy los huesos de cerdo a Tinto durante 10 minutos y lo hago parte de un juego para evitar que le de ansiedad. Le pido que me dé la patita o se siente y le doy el hueso. Le enseño a seguirme a mi lado y le premio con el hueso. Me parece una manera buena de introducir estos alimentos evitando esa ansiedad pues les encantan y tienden a “volverse locos”. A pepa le pasa eso y le doy solo las traquianillas.

Tripa verde:

La tripa verde es uno de los estómagos que tienen los rumiantes, concretamente El Rumen es lo que llamamos Tripa Verde para perros y gatos. ¿Por qué se llama así? Porque al ser el primer sitio donde llegan los vegetales, están menos descompuestos y por ello lo tinta de color verde.

La Tripa Verde para que conserve todos sus nutrientes para nuestros perros y gatos, no se toca, ni lava ni cuece. En squeaky solo la congelan y la ofrecen como la auténtica tripa verde que es.

Aún no hemos probado la tripa verde. Es lo único que nos falta pero no nos ha dado tiempo. En estos días la probaremos y actualizo el contenido y os cuento que tal. Solo sé que es una maravilla para nuestras mascotas pero que huele muy mal.

Y ahora sí, os dejo un vídeo sobre squeakyfoods que hemos subido a nuestro canal.

Espero que os haya gustado el post y me encantaría saber cómo alimentáis a vuestros peludetes.

¡Besos y lametones!

Celia