¡Hola perronautas!

Hace unos días os enseñaba en Instagram el contenido de un paquete que nos había llegado. Un paquete cargado de solidaridad y ayuda para los animales. Su mensaje es lo más importante. Se trata de la campaña que han lanzado desde The Body Shop para conseguir que se prohíba a nivel mundial la experimentación en animales con fines cosméticos.

CONTRA LA EXPERIMENTACIÓN ANIMAL CON FINES COSMÉTICOS

The Body Shop fue la primera marca cosmética en luchar contra la experimentación en animales en el mundo de la belleza. Durante los últimos 30 años han  trabajado junto a Cruelty Free International y han conseguido grandes logros como la prohibición en la Unión Europea de 2013. Pero en muchos, muchísimos países no europeos aun siguen llevándose a cabo prácticas donde los animales siguen siendo maltratados en el mundo de la belleza y queremos acabar con esto en todas partes y para siempre.

 Junto a  Cruelty Free International han estado recogiendo firmas y presentarlas ante las Naciones Unidas. Juntos, se puede luchar para prohibir la experimentación cosmética en animales en todo el mundo. Únete a esta campaña Forever Aginst Animal Testing firmando en nuestra petición. Queremos conseguir 8 millones de firmas para presentarlas a la Asamblea General de la ONU.

Os dejo aquí el enlace directo:

PETICIÓN THE BODY SHOP Y CRUELTY FREE INTERNACIONAL

The Body Shop la conoceréis la mayoría por ser una empresa libre de crueldad animal, con productos 100% vegetarianos y con el certificado Leaping Bunny. La certificación Leaping Bunny es la única reconocida internacionalmente que permite a los consumidores identificar y comprar fácilmente productos cosméticos no testados en animales. Lo habréis visto en muchos productos, el conejito que aparece en los envases.

 

¿CÓMO TESTAN SUS PRODUCTOS?

Os dejo la información que me han pasado sobre el testado.

Usan tres métodos de testeo que implican datos informáticos, tejidos creados en laboratorio y personas:

 

  1. El análisis n-silico (basado en computadoras) utiliza datos existentes disponibles que nos ayudarán a evaluar la idoneidad de materiales a través de un proceso de extrapolación de esta información.
  2. EpiDerm se produce en laboratorio a partir de células humanas de la piel y nos permite realizar controles de seguridad ya que estas células reaccionan prácticamente de la misma manera que la piel humana sin necesidad de dañar a personas o animales.
  3. Por último, para asegurar una buena tolerancia en las personas, a menudo probaremos nuestros productos usando pruebas de parche, lo que implica colocar una cantidad muy pequeña de producto en la piel de la persona para asegurar que es segura y efectiva, generalmente en la etapa final de testeo de una nueva formulación. También llevaremos a cabo ensayos de usuarios controlados donde las personas prueben nuestros productos tanto para la compatibilidad de la piel como para la eficacia cosmética, bajo la supervisión de expertos médicos cuando sea necesario.

Pienso que si una empresa ha encontrado un método para testar productos para el uso cosmético libre de crueldad animal, es posible en todas las empresas de todo el mundo y esto tiene y debe que cambiar.

#ForeverAgainstAnimalTesting

 

FIRMAR PETICIÓN

¡Besos y lametones!

Celia